7 ejercicios de relajación que te encantarán

7 ejercicios de relajación que te encantarán

los ejercicios de relajamiento puede aportar muchos beneficios a nuestro organismo y a nuestra salud y estado de ánimo. Por eso a continuación queremos ofrecerte siete diferentes para que puedas tener un mejor estado de salud en tu propio hogar. Te recordamos que puedes encontrar rutinas de ejercicio específicas lo que te ayudará a estar al 100% todos los días.

1.- Estirar los brazos

En general, podemos decir que la relajación de nuestro cuerpo tiene una relación directa con la respiración. Por eso, en general, todos los ejercicios que te vamos a proponer tienen mucho que ver con esto. Por tanto, el primero es el simple estiramiento de los brazos: de pie, estiraremos los brazos hacia arriba tanto como sea posible. Mantendremos esta posición durante quince segundos para promover una mejor circulación respiratoria de esta manera.

2.- Estirar el brazo con espiración

Este segundo elegido de nuestros ejercicios de relajación es el mismo que el anterior, aunque incorpora una pequeña variación para el tiempo de espiración. Simplemente tenemos que estirar los brazos para inhalar y luego bajarlos mientras exhalamos. Se recomienda repetir este ejercicio unas diez veces.

3.- Estire los brazos alternativamente

Para realizar el tercero de nuestros ejercicios de relajación, volveremos a ponernos de pie. En este caso, debemos poner una de nuestras manos en la cintura. El otro, lo estiraremos hacia arriba, inclinando un poco nuestro torso. Este ejercicio nos ayudará mucho a relajarnos nuevamente al promover un flujo respiratorio más saludable. Se recomienda repítelo unas diez veces.

4.- Torcer la cadera

Este es otro de los ejercicios de relajación más efectivos y fáciles de realizar. Solo tenemos que hacer giros con nuestras caderas. Nos pondremos de pie y haremos círculos con la cadera, intentando no mover las piernas de su posición.

5.- Estirar y presionar los brazos

Otro de los ejercicios de relajación que vamos a hacer involucra nuevamente a los brazos. Tomaremos uno de nuestros brazos y lo presionaremos sobre el cuerpo, de forma horizontal y perpendicular a nuestro cuerpo. Se recomienda mantener esta posición durante al menos quince segundos y repetirla alternativamente para cada una de las partes.

6.- Apoyado en una pared

En este ejercicio, simplemente nos sentaremos junto a una pared. Apoyaremos los brazos sobre él y moveremos una pierna hacia adelante, flexionándola como si nos empujaran contra la pared y dejando la otra pierna algo atrás y siempre estirada.

7.- Ejercicios de respiración

Sin duda, cuando hablamos de ejercicios de relajación, no podemos ignorar la gran efectividad de los ejercicios de respiración. Además de ellos, te recordamos que tenemos consejos para practicar yoga donde también te explicamos muchos de sus beneficios.

Respiración profunda

Este es el primer ejercicio de relajación del que queremos hablar y que en realidad está relacionado con la respiración. Es el tipo de respiración «profunda», en la que simplemente tomamos aire por la nariz y lo retenemos en los pulmones durante unos segundos. Poco a poco y fácilmente lo iremos expulsando por la boca. Es ideal si para cada uno de los pasos de esta respiración dividimos el tiempo en periodos similares (por ejemplo, cinco segundos)

Respiración abdominal

El segundo tipo de respiración del que queremos hablar como parte de nuestros ejercicios de relajación es el tipo abdominal. Este tipo de respiración generalmente se realiza en posición supina. Lo que haremos es poner una mano sobre nuestro pecho y la otra sobre nuestro estómago. El propósito de este ejercicio es controlar qué parte de nuestro cuerpo respira y cuál no.

De hecho, se trata de poder controlar cada vez si respiramos a través del diafragma o de los pulmones. Como guía general, podemos decir que la respiración diafragmática es buena para controlar nuestros nervios y ansiedad. Realmente, este tipo de respiración se recomienda especialmente durante períodos de estrés. Cuando tomamos aire, tenemos que mantenerlo unos cinco segundos dentro de nuestro cuerpo para finalmente alcanzarlo expulsándolo por la boca. Al mismo tiempo que lo hacemos, podemos contraer los músculos de nuestro abdomen.

Por supuesto, además de los ejercicios de respiración, Te recomendamos que te adentres en el mundo del mindfulness para mejorar su eficiencia en lo que respecta a la relajación y el bienestar en general.

Esperamos que estos ejercicios te ayuden. Te recordamos que en puedes encontrar uno La gran red de gimnasios de Barcelona. Síguenos en las redes socialescon los mejores profesionales listos para ayudarlo con sus objetivos para estar al día con nuestros cursos y consejos en línea.

Califica este articulo

Deja un comentario