Cómo estimular el apetito

Cómo estimular el apetito

 

Los estimulantes del apetito son medicamentos, suplementos u otras sustancias que aumentan la sensación de hambre de una persona. Un estimulante del apetito también se conoce como orexigénico.

Algunos fabricantes comercializan específicamente sus medicamentos para aumentar el apetito. Otros simplemente tienen esto como un efecto secundario.

Las vitaminas, los minerales y las hierbas también pueden actuar como orexigénicos, al igual que los cambios en el estilo de vida y la dieta.

Aunque muchas personas consideran que un aumento en el apetito es negativo, algunas personas pueden necesitar estimular su deseo de comer.

Ciertas afecciones, como el cáncer, las afecciones psicológicas y el envejecimiento, pueden llevar a una pérdida de peso involuntaria debido a la disminución del apetito. Perder demasiado peso puede afectar la calidad de vida de una persona y aumentar su riesgo de enfermedad.

En este artículo, enumeramos varios estimulantes del apetito, que van desde medicamentos y suplementos hasta cambios en el estilo de vida.

 

Medicamentos

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) ha aprobado los siguientes tres medicamentos para su uso como estimulantes del apetito:

Acetato de megestrol

Existen varios medicamentos aprobados para su uso como estimulantes del apetito.

El megestrol es un medicamento a base de progesterona que los médicos pueden recetar para aumentar el apetito en personas con anorexia, cáncer, VIH o SIDA.

También puede tratar el cáncer de mama y el cáncer de endometrio. El medicamento está disponible en forma líquida o en tabletas.

Los efectos secundarios del acetato de megestrol incluyen malestar estomacal, cambios de humor y problemas para dormir. Las reacciones graves incluyen hinchazón debido a la acumulación de líquido en los tejidos, la aparición o empeoramiento de la diabetes y coágulos sanguíneos.

Oxandrolona

Oxandrolona es un esteroide oral que ayuda a las personas a ganar peso después de una cirugía, trauma o infección crónica.

Los efectos secundarios más comunes de oxandrolona incluyen:

  • acné
  • cambios en el deseo sexual
  • engrosamiento de la voz
  • crecimiento excesivo de vello
  • Ciclo menstrual irregular
  • cambios de humor
  • malestar estomacal

También puede causar enzimas hepáticas elevadas (que vuelven a la normalidad una vez que las personas dejan de tomar el medicamento) y reducciones en los niveles de lipoproteína de alta densidad, o colesterol “bueno”.

Dronabinol

El dronabinol es un cannabinoide que los médicos pueden recetar para ayudar a tratar la anorexia relacionada con el SIDA.

También puede aumentar el apetito en personas con cáncer, así como reducir las náuseas y los vómitos que resultan del tratamiento de quimioterapia.

El dronabinol está disponible en forma de cápsula oral. Algunos de sus efectos secundarios más comunes son:

  • confusión
  • mareos
  • somnolencia
  • alucinaciones
  • estado de ánimo bajo

Otros medicamentos

Aunque el acetato de megestrol, oxandrolona y dronabinol son los únicos medicamentos que la FDA ha aprobado como estimulantes del apetito, algunos otros medicamentos tienen el efecto secundario de aumentar el apetito.

Algunos médicos pueden prescribirlos fuera de la etiqueta, o para su propósito principal, por esta razón. Estos incluyen

  • antidepresivos como mirtazapina
  • corticosteroides como la prednisona y la dexametasona

Suplementos

Algunos suplementos, como el omega-3, pueden ayudar a aumentar el apetito.

Ciertas vitaminas y minerales, incluyendo el zinc y la vitamina B-1, pueden aumentar el apetito. Sin embargo, por lo general sólo funcionan si la persona tiene deficiencias en estos nutrientes.

Otros suplementos, como los ácidos grasos omega-3, pueden estimular el apetito.

Además, muchos defensores de la naturopatía afirman que las hierbas amargas pueden aumentar el deseo de comer de una persona.

Zinc

La deficiencia de zinc puede causar síntomas como pérdida del apetito y mala función inmunológica. También puede causar cambios en la percepción del gusto, curación lenta y pérdida de cabello.

La investigación en animales sugiere que tomar suplementos de zinc puede estimular el apetito en personas con deficiencias de zinc.

 

Vitamina B-1

También conocida como tiamina, la vitamina B-1 es esencial para el crecimiento y el desarrollo.

Una deficiencia de vitamina B-1 generalmente causa pérdida de apetito, pérdida de peso, confusión y otros síntomas neurológicos.

Ácidos grasos omega-3

Los ácidos grasos omega-3 son grasas esenciales en la dieta humana.

Algunas investigaciones sugieren que las grasas omega-3 de origen marino pueden mejorar el apetito y el deseo de comer de una persona. El aceite de pescado y el pescado graso como el salmón son excelentes fuentes de ácidos grasos omega-3.

Los vegetarianos y los veganos pueden probar los suplementos de omega-3 a base de algas.

Hierbas amargas

Los defensores de la naturopatía pueden recomendar hierbas de sabor amargo, o “amargos”, a las personas que quieren mejorar su apetito o digestión. Muchas personas en todo el mundo utilizan estas hierbas para apoyar la actividad digestiva superior.

Algunos ejemplos son la genciana y el ajenjo. Las personas que sienten curiosidad por probar hierbas amargas para estimular su apetito deben consultar a un especialista en medicina naturópata.

¿Qué causa la pérdida de apetito? varias condiciones pueden causar pérdida de apetito, incluyendo algunas enfermedades graves. Aprenda más sobre por qué la gente pierde el apetito aquí.

Consejos y trucos para estimular el apetito

Los siguientes cambios en el estilo de vida y la dieta pueden ayudar a algunas personas a aumentar su apetito de manera natural:

Ejercicio

Hacer ejercicio regularmente aumenta la cantidad de energía que una persona quema. A su vez, esto puede aumentar la necesidad de combustible del cuerpo, lo que aumenta los niveles de hambre.

 

Planificar y preparar comidas

Una planificación adecuada puede ayudar a las personas a consumir suficientes calorías cada día. Para hacer esto:

  • Considere comer de seis a ocho comidas pequeñas al día, en lugar de tres comidas grandes.
  • Identifique la hora del día en que el apetito es mayor y coma a esa hora.
  • Trate de comer las comidas y los refrigerios a la misma hora todos los días, incluso cuando no tenga hambre.
  • Anime a los niños a comer bocadillos regularmente colocando frutas, nueces y otros alimentos nutritivos alrededor de la casa.
  • Pídale a alguien que le ayude a planear y preparar las comidas.

Elija los alimentos sabiamente

  • Evite llenarse con alimentos ricos en fibra y bajos en calorías en cada comida. Las personas pueden discutir los beneficios de una dieta baja en fibra con un médico.
  • Agregue fruta dulce a los batidos y postres para aumentar el sabor y el contenido nutricional.
  • Beba algunas calorías todos los días, en forma de batidos, batidos de proteínas o bebidas especiales con suplementos nutricionales ricos en calorías.
  • Trate de comer proteínas 1 hora después de sacarlas del refrigerador; algunas personas prefieren el sabor de los alimentos con proteínas a temperatura ambiente.

Hacer que las comidas sean más agradables

Para ello, las personas pueden intentar una o más de las siguientes opciones:

  • Elija alimentos sabrosos y agradables.
  • Agregue sabor con hierbas, especias, salsas o adobos.
  • Use adornos y alimentos coloridos para hacer que las comidas sean más atractivas.
  • Cambie el menú regularmente para evitar aburrirse con un alimento en particular.
  • Vea un programa de televisión o película favorito mientras cocina o come.
  • Ponga música mientras prepara la comida o come.
  • Ponga la mesa usando sus cubiertos favoritos.
  • Pruebe placas de diferentes tamaños para ver qué es lo que funciona mejor.
  • Haga de las comidas un evento social. Las investigaciones sugieren que comer con otros aumenta la ingesta de alimentos.

Consejos para adultos mayores o menos móviles

Los adultos mayores o las personas con movilidad limitada pueden enfrentar desafíos cuando se trata de pérdida de apetito y de peso.

Los siguientes consejos pueden ayudar a abordar algunos de estos desafíos:

  • Use los servicios de entrega de comestibles o los servicios de entrega de comidas si salir a buscar comida es un problema.
  • Ponga una alarma para las comidas si el olvido de comer es un problema.
  • Asegúrese de que la dentadura postiza se ajuste correctamente para evitar el dolor o la incomodidad al comer.
  • Invierta en utensilios de adaptación si el dolor articular o la destreza son un problema.
  • Trate de visitar a un terapeuta ocupacional o dietista para obtener ayuda.

Consejos para los niños

Los cuidadores podrían intentar proporcionar comidas pequeñas y frecuentes para fomentar la ingesta de alimentos saludables.

Algunos bebés y niños tienen dificultades para comer, ya sea debido a la pérdida de apetito o por otras razones.

Fomentar la ingesta de alimentos saludables entre los bebés, los niños pequeños y los niños pequeños:

  • Proporcione comidas pequeñas y frecuentes.
  • Una vez que el bebé alcance los 4-6 meses, introduzca una amplia variedad de alimentos.
  • Coma en familia si es posible, e incluya a los niños en la conversación.
  • Trate de reducir el estrés a la hora de comer. Por ejemplo, evite amenazar o sobornar a los niños para que coman.
  • Elimine las distracciones, como la televisión y los juguetes, mientras come.
  • Discuta cualquier preocupación con un médico, dietista o terapeuta ocupacional.

Resumen

La pérdida de apetito puede ocurrir como resultado del envejecimiento, condiciones médicas o efectos secundarios de los medicamentos. Sin embargo, es importante abordar este tema, ya que puede aumentar el riesgo de enfermedad y otras complicaciones.

Probar estimulantes del apetito puede ser una manera efectiva de aumentar el deseo de comer de una persona. Las opciones incluyen medicamentos, suplementos y cambios en el estilo de vida.

Es importante ver a un médico por pérdida de apetito que persiste por más de unos pocos días. Un médico puede determinar la causa subyacente y recomendar un curso de acción.

Deja un comentario

Cerrar menú