El consumo mundial de alcohol ha aumentado en un 70%, advierte un estudio

El consumo mundial de alcohol ha aumentado en un 70%, advierte un estudio

Un gran estudio publicado en The Lancet encontró que, en todo el mundo, las tasas de consumo individual de alcohol se han disparado. Esto, advierten los autores, es un patrón peligroso que los responsables políticos deben abordar.
image of bottles lined up

Las personas de todo el mundo están bebiendo más alcohol del que bebían hace casi 30 años.

Una nueva investigación realizada por un equipo de investigadores del Centro de Adicciones y Salud Mental, en Toronto, Canadá, y de la Universidad Técnica de Dresde, en Alemania, ha revelado que las personas consumen más alcohol, a nivel mundial, en comparación con hace casi 30 años.

No sólo esto, sino que la tendencia actual al alza continuará en las próximas décadas, según las estimaciones de los autores del estudio.

“Nuestro estudio ofrece una visión general de los cambios en el panorama de la exposición global al alcohol”, explica el primer autor, Jakob Manthey.

La investigación – cuyos resultados aparecen en The Lancet – analiza las tendencias en el consumo de alcohol en 189 países entre 1990 y 2017 y estima las tasas hasta 2030.

Manthey y el equipo analizaron los niveles de consumo de alcohol per cápita (por individuo), así como las implicaciones de este consumo, trabajando con datos provenientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del estudio Global Burden of Disease.

Además, los investigadores trataron de averiguar cuántas personas nunca habían bebido alcohol y cuántas calificaron como “bebedores compulsivos”, definidos por una ingesta de 60 gramos de alcohol puro o más en una sola sesión.

Para este lado de su análisis, utilizaron datos para el mismo período, 1990-2017, recolectados a través de encuestas en 149 países, para los no bebedores, y en 118 países, para los bebedores compulsivos.

Por último, el equipo examinó las estimaciones del producto interno bruto de los 189 países, así como otra información relevante, para tratar de medir cómo podrían evolucionar los patrones de consumo de alcohol hasta 2030.

Fuerte aumento en el consumo de alcohol

Los hallazgos de los investigadores revelan algunas tendencias preocupantes, también sorprendentes. Encontraron que, si bien los patrones de consumo de alcohol no han cambiado mucho en los países de ingresos altos, las regiones de ingresos bajos y medios están experimentando un aumento asombroso.

A nivel mundial, el equipo encontró que el volumen total de alcohol consumido por año aumentó hasta en un 70% entre 1990 y 2017, de 20.999 millones de litros por año a 35.676 millones de litros por año.

“Antes de 1990, la mayor parte del alcohol se consumía en países de altos ingresos, y los niveles de consumo más altos se registraban en Europa. Sin embargo, este patrón ha cambiado sustancialmente, con grandes reducciones en Europa del Este y grandes aumentos en varios países de ingresos medios, como China, India y Vietnam”, explica Manthey.

Además, añade, “se prevé que esta tendencia continúe hasta 2030, cuando ya no se prevea que Europa tenga el mayor consumo de alcohol”.

En Europa, el consumo de alcohol – entre los adultos, per cápita, por año – disminuyó en un 12%, de 11,2 litros a 9,8 litros entre 2010 y 2017. La misma cifra aumentó en un 34% en los países del sudeste asiático, de 3,5 litros a 4,7 litros.

“Incluso el consumo moderado de alcohol aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular” Los investigadores advierten que las personas que beben incluso cantidades modestas de alcohol tienen un mayor riesgo cardiovascular.

En el mismo período, el consumo de alcohol aumentó ligeramente, de 9,3 litros a 9,8 litros, en los Estados Unidos, y de 7,1 litros a 7,4 litros en China, aunque disminuyó en el Reino Unido, de 12,3 litros a 11,4 litros.

Los investigadores también observaron que en la mayoría de los países que estudiaron, el volumen de alcohol consumido pareció aumentar a un ritmo más rápido que el número de bebedores, lo que sugiere que el volumen promedio de consumo de alcohol por individuo está a punto de aumentar.

Más concretamente, es probable que el consumo de alcohol percápita aumente de 5,9 litros de alcohol puro por año en 1990 a 7,6 litros en 2030.

En ese momento, agregan los investigadores, cerca de la mitad de todos los adultos del mundo consumirán alcohol, y el 23% de los adultos se dedicarán a beber en exceso al menos una vez al mes.

Y dado que el alcohol es un factor de riesgo conocido para numerosos problemas de salud, es muy probable que la carga mundial de enfermedades también aumente.

El crecimiento económico puede explicar las tendencias mundiales

“El consumo de alcohol es prevalente en todo el mundo, pero con claras diferencias regionales que pueden atribuirse en gran medida a la religión, la aplicación de políticas sobre el alcohol y el crecimiento económico”, dice Mantheyy.

“El crecimiento económico parece explicar el aumento mundial del consumo de alcohol en las últimas décadas. Por ejemplo, las transiciones económicas y el aumento de la riqueza de varios países -en particular las transiciones de China y la India- fueron acompañadas de un aumento del consumo de alcohol”.

Jakob Manthey

Además, el primer autor señala: “Se estima que el creciente mercado de alcohol en los países de ingresos medios supera con creces la disminución del consumo en los países de ingresos altos, lo que da lugar a un aumento mundial”.

Los investigadores también están particularmente preocupados por el hecho de que los grandes políticos probablemente no lograrán alcanzar sus objetivos de reducir las peligrosas tasas de consumo de alcohol a nivel mundial.

“Según nuestros datos, el objetivo de la OMS de reducir el consumo nocivo de alcohol en un 10% para 2025 no se alcanzará a nivel mundial”, advierte Manthey.

En cambio”, continúa, “el consumo de alcohol seguirá siendo uno de los principales factores de riesgo para la carga de la enfermedad en el futuro previsible, y su impacto probablemente aumentará, en relación con otros factores de riesgo”. La implementación de políticas efectivas sobre el alcohol está justificada, especialmente en países en rápido desarrollo con tasas crecientes de consumo de alcohol”.

Teniendo en cuenta las tendencias actuales, el equipo de investigación argumenta que los países y los responsables políticos deberían mejorar su actuación en materia de prevención, pidiendo estrategias como el aumento de los impuestos sobre las bebidas alcohólicas y la reducción de la disponibilidad de alcohol en la medida de lo posible.

Deja un comentario

Cerrar menú