Este es el mejor tratamiento contra la celulitis (y es asequible para todos los bolsillos)

La celulitis es un problema que afecta al tejido subcutáneo. Se manifiesta por una alteración en la estructura de la piel conocida como ‘piel de naranja’. Aunque no es un trastorno grave, sí causa muchas molestias a quienes lo padecen. Por ejemplo, el área afectada suele ser más sensible y puede doler.

La celulitis puede afectar a hombres y mujeres, sin embargo, es más común en estas últimas. De hecho, hasta el 90% de ellos pueden padecerlo, independientemente del peso. Entre los factores de riesgo más comunes se encuentran la acción de los estrógenos, la hormonas femeninas. Éstos estimulan la proliferación de sustancias, los fibroblastos, que aumentan la actividad de los adipocitos (células grasas) lo que desencadena la formación de los típicos ‘bultos’ o nódulos celulíticos.

– Relacionado: Los alimentos clave para combatir la celulitis

El papel de la circulación.

Otro factor que provoca su aparición es la mala circulación. Según el Dr. Manuel Rozalen, director de la Clínica de Fisioterapia y Rehabilitación Rozalen, “la celulitis es una inflamación de las células y eso puede deberse a que la microcirculación, que en ocasiones va asociada a la circulación superficial, está alterada por la inflamación de los vasos linfáticos”.

Por otro lado, la celulitis es consecuencia directa de deficiencias en los sistemas circulatorio y linfático. “El cuerpo genera toxinas que debe eliminar. Si el sistema linfático no funciona bien, no puedes deshacerte de ellos, se quedan en el cuerpo provocando retención de líquidos, que suele ocurrir sobre todo en las piernas, y celulitis”, dice la experta.

– Relacionado: La celulitis también afecta la salud

Cómo tratar la celulitis

El estilo de vida y nuestro estado de ánimo también tienen mucho que ver. La mala alimentación, el sedentarismo, la falta de ejercicio, así como el tabaquismo o el consumo de alcohol y otras sustancias tóxicas propician su aparición. La ansiedad y el estrés también pueden ser responsables, ya que aumentan la producción de ciertas sustancias, las catecolaminas, que favorecen la producción de grasa.

De ahí que un cambio y mejora en nuestros hábitos pueda prevenir su aparición y reducirla. Por otra parte, el Dr. Diego Tomás, cirujano plástico y director de la clínica que lleva su nombre en Madrid, recuerda que no hay cirugía o tratamiento para quitarlo. Por lo tanto, nuestros esfuerzos deben estar dirigidos a una mejor atención. Y, cuando aparezca, pon más empeño en los siguientes consejos del Dr. Diego Tomás para reducirlo:

Ejercicio: Caminar a buen ritmo durante media hora al día es una práctica asequible para todos y puede suponer una mejora visible, ya que ayuda a activar la circulación de las piernas y a eliminar algo de grasa.

Olvídate del ascensor: Subir las escaleras es otra medida eficaz contra la celulitis. Gracias al esfuerzo que supone y a la movilidad continua, mejorarás tu condición física, el tono muscular e incluso te ayudará a perder peso.

Ojo con sal: Es importante limitar el consumo de sal en las comidas, el consumo excesivo produce más retención de líquidos y presión arterial alta. Es recomendable en estos casos ir reduciendo la cantidad de forma paulatina, para que nuestro paladar se acostumbre y no suponga un cambio demasiado brusco. Bebe agua: la hidratación es fundamental. Beber dos litros de agua diarios mejora notablemente nuestra piel, y evitaremos la retención de líquidos.

Dieta saludable: La alimentación es básica si queremos hacer frente a la celulitis. Por ello, es fundamental evitar productos que ‘ensucien’ el organismo como el azúcar, las grasas, el exceso de harinas refinadas y los hidratos de carbono. Es recomendable aumentar el consumo de frutas, verduras y frutos secos crudos.

Revisa tu armario: lUsar pantalones ajustados impide la correcta eliminación del exceso de toxinas de tu cuerpo. Usar pantalones más holgados te ayudará en la lucha contra la celulitis.

Activar circulación: La ducha fría es una práctica dura pero muy eficaz y ayuda a frenar la aparición de la celulitis, activando la circulación en aquellas zonas más propensas a almacenar grasa.

Como podemos ver, se trata de prácticas muy económicas que podemos implementar hoy en día si realmente queremos deshacernos de la celulitis. Además, existen otros métodos que, realizados por manos expertas, aportarán ese plus que necesita nuestra circulación linfática.

– Relacionado: Caminar rápido puede ayudarte a deshacerte de la celulitis

El método que te ayuda a combatir la celulitis

Aunque existen muchas técnicas para combatirla (por ejemplo, la liposucción) existe un método muy sencillo que destaca sobre los demás y que no supone un gran desembolso económico. Esto es drenaje linfático. “Es el complemento ideal para la lucha contra la celulitis”, afirma el Dr. Manuel Rozalen.

Consiste en un masaje sobre la piel realizado con las manos, con movimientos lentos, rítmicos, armoniosos y muy suaves. Estos movimientos deben realizarse siguiendo la corriente de los conductos linfáticos, de forma repetida para favorecer el movimiento de la linfa y así conseguir bajar la inflación de la zona a tratar.

Existen diferentes formas de aplicar el drenaje linfático. Se puede realizar de forma asistida (una especie de manga o bolsa envuelve todo el cuerpo y aplica presión automáticamente) o manualmente. Este último es preferible, pero también algo más caro. En cualquier caso, y dependiendo de la zona geográfica, el precio del desagüe rondará los 30 o 50 euros. Si compras bonos de 10 o 20 sesiones, el precio será más económico.



Califica este articulo

Autor

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio