¿Estoy perdiendo memoria? Averígualo respondiendo a estas preguntas 

La existencia de olvidos es común a lo largo de los años. En la mayoría de los casos, no es una enfermedad neuronal subyacente, sino la evolución natural de la propia biología asociada con las exigencias cada vez mayores de la vida diaria que ponen a prueba las diferentes estructuras cerebrales en las que subyace la memoria. Dr. Víctor M. Campos Arillo. El Responsable del Área de Neurociencias del Hospital Internacional Vithas Xanit explica cuándo la pérdida de memoria puede ser un problema. Además, te invita a responder algunas preguntas que te pueden orientar para saber si debes consultar a un médico y a qué especialista debes acudir.

– Claves para detectar que te falla la memoria a corto plazo

¿Cómo diferenciar la pérdida de memoria de la falta de atención o el estrés?

No hay reglas específicas. De entrada, cabe señalar que la atención adecuada es fundamental para retener hechos inmediatos o recientes. En nuestra «sociedad de la información» cada vez se manejan más datos simultáneamente, por lo que la atención suele estar dividida. Por otro lado, el estrés, la ansiedad crónica, incluso el miedo a padecer una enfermedad neurológica degenerativa, potenciada por la facilidad de acceso al análisis de cualquier tipo de sintomatología médica de forma “online”, puede llevar a una preocupación desmedida que Empeora aún más la situación, luego se mezclan varios motivos.

– Los 8 alimentos que tu cerebro necesita para mejorar la memoria

¿Qué enfermedades pueden causarlo?

Los más comunes pertenecen al ámbito psiquiátrico (depresión, ansiedad, fobias, etc.) pero existen muchas causas que hacen que las áreas de memoria del cerebro no funcionen correctamente. Tales como carencias vitamínicas, consumo de tóxicos (alcohol, psicoestimulantes, sedantes, analgésicos, hipnóticos, etc.), lesiones vasculocerebrales -ictus-, traumatismos, enfermedades cerebrales congénitas, enfermedades neurodegenerativas, hidrocefalia, etc. Entre las situaciones que pueden favorecer el desarrollo de problemas de memoria, la más destacada es la edad. Complica y/o favorece la mayoría de los trastornos mencionados en el apartado anterior.

– Ejercicio de estimulación cognitiva para mejorar la memoria a corto plazo

¿Qué podemos hacer para ayudar a levantar el ánimo cuando no tenemos ninguna enfermedad neurológica?

Es esencial mejorar y restaurar la salud mental, y una buena calidad del sueño suele ser esencial para lograr ese objetivo. El sueño también actúa como un factor «regenerador» de las estructuras de la memoria en el cerebro.

Si se considera que la falla de la memoria se debe a una enfermedad cerebral específica, debe investigarse. Son variados y en ocasiones incluso reversibles con un tratamiento específico adecuado. Si hay una deficiencia de Vit.B12 por ejemplo, su suplemento cambia radicalmente la evolución. Si la causa es hidrocefalia crónica del adulto, las estrategias quirúrgicas la revierten. Incluso en el caso de las enfermedades neurodegenerativas existe evidencia científica de retrasos en la evolución de los síntomas con tratamientos específicos.

– Alzheimer, pérdida de memoria y falta de atención



Califica este articulo

Autor

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil