La alergia al sésamo afecta a más de 1 millón de personas en los Estados Unidos

La alergia al sésamo afecta a más de 1 millón de personas en los Estados Unidos

Un estudio reciente sugiere que la alergia al ajonjolí está más extendida en los Estados Unidos de lo que se pensaba.

Una nueva investigación sugiere que el número de personas que viven con alergia al ajonjolí en los EE.UU. es mucho mayor que los cálculos anteriores.

Investigadores de la Facultad de medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern en Chicago, IL, analizaron datos de una muestra nacionalmente representativa de 50,000 hogares de EE. UU.

El análisis revela que la alergia al ajonjolí afecta a más de 1 millón de adultos y niños en los Estados Unidos.

La alergia al sésamo puede aparecer tanto en niños como en adultos. En ese sentido, la alergia difiere de otras alergias alimentarias, como la leche y el huevo, que normalmente comienzan temprano en la vida y a menudo desaparecen en la adolescencia.

El estudio, que aparece en la revista JAMA Network Open , es el primero en estimar la prevalencia nacional de alergia al ajonjolí.

“Nuestro estudio”, dice Ruchi S. Gupta, profesor de pediatría y medicina de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, “muestra que la alergia al ajonjolí es prevalente en los Estados Unidos tanto en adultos como en niños y puede causar reacciones alérgicas graves”.

 

Semillas de sésamo y etiquetado de los alimentos

La semilla de sésamo proviene de la planta Sesamum indicum . La industria alimentaria valora el ajonjolí como ingrediente crudo o tostado, y también por su aceite.

Las semillas están presentes en muchos productos horneados, como el pan, los bagels, las galletas y los pasteles.

Un aditivo alimentario común puede afectar a las bacterias intestinales, aumentar la ansiedad
Un estudio de ratones sugiere que los emulsionantes pueden desencadenar cambios fisiológicos y de comportamiento.
Leer ahora

Las semillas de sésamo también se encuentran en los dulces y en la cocina asiática, oriental africana e india. La semilla de sésamo mondada es un ingrediente clave del tahini, una pasta tradicional de Oriente Medio que en sí misma es un ingrediente de otros alimentos.

Los mayores productores mundiales de semillas de sésamo son Myanmar (Birmania), India y China. En Estados Unidos también se cultiva sésamo, principalmente en el sur.

Actualmente, las regulaciones federales de los Estados Unidos no requieren que las etiquetas de los alimentos identifiquen el ajonjolí como ingrediente. Este no es el caso en otros países, como Australia y los de la Unión Europea.

Sin embargo, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) está considerando añadir el ajonjolí a la lista de los ocho principales alérgenos alimentarios, que actualmente incluye: leche, huevos, pescado, cacahuetes, mariscos crustáceos, soja, nueces de árbol y trigo.

La Ley de Etiquetado de Alérgenos Alimentarios y Protección al Consumidor de 2014 exige que las etiquetas de los productos especifiquen si su contenido incluye alguno de estos alimentos que causan alergias importantes. El requisito también cubre las proteínas que puedan haberse originado a partir de esos alimentos.

La profesora Gupta y sus colegas argumentan que sus hallazgos justifican que la FDA agregue el ajonjolí a la lista.

Alergia y síntomas alimentarios

Tener una alergia alimentaria es vivir con el conocimiento constante de que comer accidentalmente el alimento equivocado puede llevar a una reacción potencialmente mortal. No existe cura para la alergia alimentaria, por lo que la única manera de mantenerse seguro es evitar los alimentos que desencadenan reacciones alérgicas.

En los Estados Unidos, las reacciones potencialmente mortales a los alérgenos de los alimentos afectan a miles de personas y se cobran alrededor de 20 vidas cada año.

La alergia alimentaria ocurre cuando el sistema inmunitario reacciona de manera exagerada a ciertas proteínas o alérgenos de los alimentos.

Las reacciones alérgicas a los alimentos pueden provocar síntomas muy graves que incluyen hinchazón facial, urticaria, sibilancias, vómitos y shock. También pueden causar la muerte.

Los anticuerpos de inmunoglobulina E (IgE) en el sistema inmunitario detectan los alergenos y luego desencadenan la liberación de moléculas inflamatorias. La inflamación produce síntomas que generalmente afectan la piel, la nariz, la garganta o los pulmones.

Existen diferentes anticuerpos IgE para diferentes alérgenos.

“La alergia alimentaria es un grave problema de salud en los EE. UU.”, señalan la profesora Gupta y sus colegas en su estudio de antecedentes. Citan cálculos que sugieren que alrededor del 8% de los niños y el 10% de los adultos en los EE.UU. viven con alergias alimentarias.

 

El estudio y sus principales resultados

Para la nueva investigación, el equipo analizó las respuestas a una encuesta telefónica y web a nivel nacional que arrojó datos sobre más de 80,000 adultos y niños.

Además de los datos demográficos habituales, los datos incluían información detallada sobre alergenos alimentarios sospechosos, síntomas específicos y diagnósticos clínicos.

Los datos revelaron que más de 1.5 millones de adultos y niños (0.49% de la población de los Estados Unidos), reportaron tener una alergia al ajonjolí actual.

Un análisis más riguroso encontró que 1,1 millones de personas (0,34% de la población de EE.UU.) informaron haber recibido un diagnóstico de alergia al ajonjolí de un médico o un historial de síntomas de alergia al ajonjolí que “cumplían con los criterios de informe de síntomas para convencer a la alergia mediada por IgE”.

Los investigadores también encontraron que muchas personas que reportaron tener una alergia al ajonjolí actual o reacciones alérgicas severas no están viendo a un médico para diagnosticar la condición.

Los investigadores también encontraron que es muy común que las personas con alergia al sésamo también tengan otra alergia alimentaria. Éste parecía ser el caso en alrededor del 80 por ciento de los que tenían alergia al ajonjolí.

Más de la mitad de los que reportaron una alergia alimentaria adicional dijeron que también tenían alergia al maní, un tercio dijo que tenían alergia a las nueces de árbol, una cuarta parte dijo que tenían alergia a los huevos, y alrededor de una quinta parte reportó una alergia a la leche de vaca.

“Es importante abogar por el etiquetado del ajonjolí en los alimentos empacados. El sésamo se encuentra en muchos alimentos como ingredientes ocultos. Es muy difícil de evitar”.

Prof. Ruchi S. Gupta

Deja un comentario

Cerrar menú