¿La carne blanca es realmente más saludable que la roja?

¿La carne blanca es realmente más saludable que la roja?

Una nueva investigación desafía la creencia generalizada de que la carne blanca, como el pollo, es mejor para los niveles de colesterol que la carne roja, como la carne de res, de cerdo o de cordero.

Un nuevo estudio sugiere que comer aves de corral es tan malo para nuestros niveles de colesterol como comer carne roja.

Un nuevo estudio revela algunas malas noticias para los consumidores de carne, ya que los investigadores descubren que la carne blanca es tan dañina para los niveles de colesterol como la carne roja.

El documento contradice la creencia generalizada de que la carne blanca es más saludable que la roja. Esta creencia se basa en una variedad de estudios observacionales que han encontrado una relación entre el consumo de carne roja y un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, los autores de la nueva investigación argumentan que la conexión entre la carne blanca y el colesterol no ha recibido suficiente atención en la literatura especializada.

Por lo tanto, un equipo de investigadores – encabezado por el autor principal, el Dr. Ronald Krauss, científico principal y director de Investigación de la Aterosclerosis en el Instituto de Investigación del Hospital Infantil de Oakland en California – se propuso investigar este vínculo con más detalle.

El Dr. Krauss y sus colegas probaron cómo diferentes ingestas de carne afectaban los niveles de lípidos y lipoproteínas que pueden causar la formación de depósitos de grasa en las arterias. Publicaron sus hallazgos en el American Journal of Clinical Nutrition.

 

Comparación de la ingesta de carne y de productos no cárnicos

Los investigadores dividieron a hombres y mujeres sanos en dos grupos, de acuerdo a si consumían regularmente altos niveles de ácidos grasos saturados o bajos niveles de ácidos grasos saturados.

Dentro de estos dos brazos del estudio, los investigadores asignaron aleatoriamente a los participantes a un grupo de carne roja, un grupo de carne blanca y un grupo de dieta de proteínas no cárnicas.

La dieta vegetariana reduce el riesgo de muerte por enfermedad cardiaca en un 40 por cientoUna dieta basada en plantas podría reducir el riesgo cardiovascular, según muestra un estudio reciente. Leer ahora

Dentro de cada grupo, los participantes – que tenían entre 21 y 65 años de edad y un índice de masa corporal de entre 20 y 35 kilogramos por metro cuadrado – consumieron los alimentos asignados durante 4 semanas.

Después de la intervención, los investigadores midieron el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL) (colesterol “malo”), los niveles de apolipoproteína B, partículas LDL pequeñas y medianas, así como el colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL) (colesterol “bueno”).

La carne roja y la blanca tienen efectos “idénticos”

El estudio encontró que abstenerse de comer carne reducía el colesterol en sangre mucho más de lo que los investigadores habían creído anteriormente.

El consumo de carne roja y blanca elevó los niveles de colesterol en sangre más que el consumo de niveles equivalentes de proteínas vegetales. “Esto se debió principalmente al aumento de las partículas grandes de LDL”, señalan los autores.

Los niveles elevados de colesterol no dependían de si las dietas también tenían altos niveles de grasas saturadas.

“Cuando planeamos este estudio, esperábamos que la carne roja tuviera un efecto más adverso sobre los niveles de colesterol en sangre que la carne blanca, pero nos sorprendió que este no fuera el caso – sus efectos sobre el colesterol son idénticos cuando los niveles de grasa saturada son equivalentes”.

Dr. Ronald Krauss

El autor principal añade que las fuentes de proteínas no cárnicas, como las verduras, los productos lácteos y las legumbres, tienen el efecto más beneficioso sobre los niveles de colesterol. Sin embargo, los autores también señalan que el estudio no incluyó carne de res, pescado o carnes procesadas alimentadas con pasto.

“Los hallazgos concuerdan con las recomendaciones que promueven dietas con una alta proporción de alimentos a base de plantas pero, con base en los efectos de los lípidos y las lipoproteínas, no proporcionan evidencia para elegir la carne blanca en lugar de la roja para reducir el riesgo[de enfermedad cardiovascular]”, escriben los investigadores.

El Dr. Krauss y sus colegas concluyen que “el presente estudio es el primero en mostrar que ambas categorías de proteína cárnica dan como resultado concentraciones de LDL más altas que las que resultan de fuentes de proteína vegetal en dietas comparables”.

Deja un comentario

Cerrar menú