La dieta basada en plantas puede reducir el riesgo de muerte cardiovascular en un 32%.

La dieta basada en plantas puede reducir el riesgo de muerte cardiovascular en un 32%.

Una nueva investigación se suma a la creciente evidencia de que comer más alimentos de origen vegetal y menos de origen animal puede contribuir a la salud del corazón y del sistema cardiovascular.

Comer más verduras y menos carne contribuye a un corazón sano, según sugiere una investigación reciente.

Comer menos productos de origen animal no sólo es bueno para el planeta, sino que también es bueno para la salud, como sugieren cada vez más estudios.

En particular, cada vez hay más pruebas de que una dieta basada en plantas podría beneficiar la salud cardiovascular.

A modo de ejemplo, un estudio reciente encontró que comer más alimentos vegetales reduce el riesgo de insuficiencia cardíaca en un 40%, mientras que otro encontró que una dieta vegetariana reduce el riesgo de muerte por enfermedad cardíaca en el mismo porcentaje.

Ahora, un nuevo estudio que aparece en el Journal of the American Heart Association refuerza estos hallazgos, ya que los investigadores encuentran que comer más verduras, legumbres, nueces y granos enteros y menos productos animales se correlaciona con un riesgo mucho menor de morir de un ataque cardiaco u otro evento cardiovascular grave.

Casey M. Rebholz, Ph.D., quien es profesor asistente de epidemiología en la Facultad de salud pública Bloomberg de la Johns Hopkins en Baltimore, MD, es el autor principal del nuevo estudio.

 

Estudiar la ingesta de alimentos y la salud del corazón

Rebholz y sus colegas examinaron datos de 12,168 personas de mediana edad que se habían inscrito en el estudio Atherosclerosis Risk in Communities (ARIC). El proyecto ARIC siguió clínicamente a los participantes entre 1987 y 2016.

Los investigadores del último estudio categorizaron la dieta de los participantes usando cuatro índices de dieta: “En el índice general de la dieta basada en plantas y en el índice de la dieta provgetariana”, explican, “los consumos más altos de todos los alimentos vegetales o de algunos de ellos recibieron puntuaciones más altas”.

Estas 5 plantas tropicales pueden `proveer beneficios contra el cáncer?
La “baya Bandicoot” es una de ellas.
Leer ahora

“En el índice de dieta saludable basada en plantas, las mayores ingestas de sólo los alimentos vegetales saludables recibieron puntuaciones más altas”, mientras que “en el índice de dieta menos saludable basada en plantas, las mayores ingestas de sólo los alimentos vegetales menos saludables recibieron puntuaciones más altas”.

Los investigadores aplicaron tres modelos de riesgos proporcionales de Cox para calcular los cocientes de riesgo y evaluar “la asociación entre las puntuaciones de la dieta basada en plantas y la enfermedad cardiovascular incidente, la mortalidad por enfermedad cardiovascular y la mortalidad por todas las causas”.

25% menos riesgo de muerte por cualquier causa

Los hallazgos revelan que los participantes que tuvieron la mayor ingesta de alimentos a base de plantas y obtuvieron la puntuación más alta en los índices fueron 16% menos propensos a tener una afección cardiovascular – como un ataque cardiaco, accidente cerebrovascular o insuficiencia cardiaca – cuando los investigadores los compararon con los adultos que consumieron la menor cantidad de alimentos a base de plantas.

Los consumidores de alimentos a base de plantas eran también un 25% menos propensos a morir por cualquier causa y tenían un riesgo un 32% menor de morir por una enfermedad cardiovascular.

“Aunque no es necesario renunciar por completo a los alimentos derivados de animales, nuestro estudio sugiere que comer una mayor proporción de alimentos de origen vegetal y una menor proporción de alimentos de origen animal puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir un ataque cardiaco, un accidente cerebrovascular u otro tipo de enfermedad cardiovascular”, dice el investigador principal.

“Puede haber cierta variabilidad en términos de alimentos individuales, pero para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, la gente debería comer más verduras, nueces, granos enteros, frutas, legumbres y menos alimentos de origen animal”.

Casey M. Rebholz

La Dra. Mariell Jessup, directora científica y médica de la American Heart Association (AHA), que no participó en el estudio, también comenta sobre los resultados.

Ella dice: “La[AHA] recomienda comer una dieta basada principalmente en plantas, siempre y cuando los alimentos que elijas sean ricos en nutrición y bajos en azúcares añadidos, sodio (sal), colesterol y grasas saturadas y grasas trans”.

“Por ejemplo, las patatas fritas o la pizza de coliflor con queso son de origen vegetal, pero tienen un bajo valor nutritivo y están cargadas de sodio (sal). Los alimentos no procesados, como la fruta fresca, las verduras y los granos, son buenas opciones”, explica el Dr. Jessup.

 

Estudio de las fortalezas y limitaciones

El investigador principal del estudio también señala que éste es uno de los primeros estudios en examinar esta asociación en la población general. Por el contrario, la mayoría de las investigaciones anteriores han encontrado beneficios cardiovasculares para las dietas basadas en plantas en poblaciones más pequeñas, como los vegetarianos.

Además, los “hallazgos son bastante consistentes con hallazgos previos sobre otros patrones alimenticios, incluyendo los Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión, o dieta DASH, que enfatiza los mismos alimentos”, añade Rebholz.

Sin embargo, el estudio tiene algunas limitaciones, como la naturaleza auto-reportada de la ingesta alimenticia.

Además, el estudio ARIC midió la ingesta alimenticia de alimentos de origen vegetal y animal hace décadas, dicen los científicos, por lo que las mediciones podrían no reflejar la industria alimentaria moderna.

Finalmente, el estudio no puede probar la causalidad.

Deja un comentario

Cerrar menú