¿La vitamina A ayuda a reducir el riesgo de cáncer de piel?

¿La vitamina A ayuda a reducir el riesgo de cáncer de piel?

La vitamina A es un nutriente que es esencial para mantener una buena salud, pero ¿consumirla podría ayudar a reducir el riesgo de cáncer de piel? Un nuevo estudio ha encontrado una relación entre el consumo de vitamina A y la reducción del riesgo de cáncer de piel.

La vitamina A en la dieta puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar una forma común de cáncer de piel.

Una dieta equilibrada requiere, entre otras cosas, una ingesta adecuada de vitaminas esenciales para la salud.

Una vitamina que los humanos necesitan para mantenerse sanos es la vitamina A, que favorece el crecimiento y el desarrollo, así como la salud ocular, la salud reproductiva y la salud de la piel.

La vitamina A está presente en los productos de origen animal, como los huevos y el hígado de pollo, pavo o ternera. La vitamina A de origen animal se llama retinol.

Esta vitamina también está presente en muchas frutas y verduras, en las formas de beta caroteno, alfa caroteno y beta criptoxantina. Algunas frutas y verduras que son buenas fuentes de vitamina A son las batatas, las zanahorias, la col rizada, la calabaza, la calabaza, el brócoli, los albaricoques y la papaya, por nombrar sólo algunas.

Las personas pueden aumentar su consumo de vitamina A tomando suplementos dietéticos, aunque los hombres adultos no deben consumir más de 900 microgramos de esta vitamina por día y las mujeres adultas no deben ingerir más de 700 microgramos por día.

Aunque la investigación ha demostrado que la vitamina A puede ayudar a mantener la piel joven y flexible, no ha quedado claro si la vitamina puede proporcionar algún beneficio adicional para la salud de la piel.

Ahora, un estudio – de la Escuela de Medicina Warren Alpert y la Escuela de Salud Pública Brown, en Providence, RI, la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, MA, y la Universidad Inje, en Seúl, Corea del Sur – ha investigado si el consumo de vitamina A podría influir en el riesgo de carcinoma cutáneo de células escamosas, una de las formas más comunes de cáncer de piel. Los resultados aparecen en la revista JAMA Dermatology .

 

La vitamina A de los productos puede reducir el riesgo

Según la organización sin fines de lucro y el grupo de apoyo Skin Cancer Foundation, “el carcinoma de células escamosas es la segunda forma más común de cáncer de piel”, con médicos que diagnostican más de un millón de casos nuevos cada año sólo en los Estados Unidos.

Debido a que esta forma de cáncer es tan común, es importante encontrar mejores estrategias preventivas para reducir el riesgo de que las personas la desarrollen.

En el estudio actual, cuyo primer autor es el Dr. Jongwoo Kim, los investigadores trataron de averiguar si existe alguna relación entre el consumo de vitamina A y los carotenoides y un menor riesgo de carcinoma cutáneo de células escamosas.

El equipo analizó datos de 75,170 mujeres (con una edad promedio de 50.4 años) inscritas en el Estudio de Salud de Enfermeras y datos de 48,400 hombres (con una edad promedio de 54.3 años) inscritos en el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud.

Los investigadores advierten contra la protección solar casera
Los investigadores explican por qué el protector solar casero puede no ser bueno para la salud de la piel.
Leer ahora

Durante un período de seguimiento de más de 26 años, los investigadores documentaron un total de 3,978 casos de cáncer de piel entre los participantes de ambos grupos de estudio.

Los investigadores también pudieron encontrar información sobre la ingesta de vitamina A de los participantes gracias a encuestas detalladas que los participantes en los dos grupos de estudio habían completado una vez cada 4 años, aproximadamente.

Basado en su análisis, los investigadores encontraron que los participantes que estaban en el extremo superior del espectro, en términos de consumo de vitamina A, parecían tener un menor riesgo de carcinoma cutáneo de células escamosas.

“En este gran estudio prospectivo de mujeres y hombres de EE. UU., encontramos que una mayor ingesta de vitamina A total, retinol y varios carotenoides individuales, entre ellos la criptoxantina beta, licopeno y luteína y zeaxantina, se asoció con un menor riesgo de[carcinoma de células escamosas]”, escriben los investigadores en su artículo de estudio.

La mayoría de la vitamina A en estos casos provenía de fuentes alimenticias, especialmente de verduras, no de complementos alimenticios, agregan los investigadores.

 

Limitaciones y conclusiones del estudio

Aunque los investigadores notan que sus hallazgos son un buen comienzo, en términos de entender si los factores dietéticos podrían influenciar el riesgo de cáncer de piel, también admiten que el estudio enfrentó algunas limitaciones.

En particular, los autores citan “la homogeneidad de la población estudiada”, que estaba formada casi exclusivamente por profesionales sanitarios blancos y educados. Dicen que para un estudio más inclusivo con resultados más generalizables, los investigadores deberían considerar una población más diversa.

“Sin embargo,” escriben los autores del estudio, “la variación de la ingesta de vitamina A fue buena[entre las cohortes del estudio]”, añadiendo que “el cáncer de piel no es común en individuos no blancos”.

Además, un autor del estudio informa sobre posibles conflictos de interés, habiendo trabajado como consultor para las compañías biofarmacéuticas AbbVie y Amgen, las compañías farmacéuticas Janssen, Merck, Novartis y Pfizer, así como para los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

A pesar de cualquier posible inconveniente en la metodología del estudio, los investigadores concluyen que sus hallazgos, hasta ahora, apoyan la noción de que tener una ingesta adecuada de vitamina A podría ayudar a prevenir el desarrollo de cáncer de piel:

Encontramos una asociación inversa entre la ingesta de vitamina A y los carotenoides y el riesgo de carcinoma cutáneo[escamocelular], lo que apoya el papel protector de la vitamina A contra el desarrollo de este tipo de carcinoma”. Nuestros datos apoyan además el argumento de que la vitamina A suplementaria y dietética puede ser beneficiosa para prevenir[el carcinoma de células escamosas]”.

Deja un comentario

Cerrar menú