Las bebidas azucaradas, incluyendo los jugos de frutas al 100%, pueden aumentar el riesgo de cáncer.

Las bebidas azucaradas, incluyendo los jugos de frutas al 100%, pueden aumentar el riesgo de cáncer.

Un nuevo estudio observacional encuentra una relación entre el consumo de bebidas azucaradas, incluyendo jugos de frutas 100%, y el riesgo de cáncer.

Un estudio reciente halla que las bebidas que están hechas 100% de fruta sin azúcar añadida podrían tener una relación con el riesgo de cáncer.

Desde hace algún tiempo, los investigadores han estado relacionando las bebidas azucaradas con una amplia gama de riesgos para la salud.

La obesidad, la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares son sólo algunas de las condiciones que los estudios previos han asociado con las bebidas endulzadas.

Algunos estudios en roedores han sugerido que la adición de azúcar en los refrescos puede impulsar la propagación del cáncer y estimular el crecimiento de tumores.

Ahora, una nueva investigación explora más a fondo la relación entre las bebidas azucaradas y el cáncer. El estudio observacional, que aparece en The BMJ, encuentra una asociación entre la alta ingesta de bebidas azucaradas y el cáncer.

Eloi Chazelas, del Centro de Investigación en Epidemiología y Estadística de la Sorbona Paris Cité en Francia, es el primer autor del estudio.

 

Estudiar las bebidas azucaradas y el riesgo de cáncer

Chazelas y su equipo examinaron los vínculos entre el consumo de bebidas azucaradas y diversas formas de cáncer en 101.257 adultos franceses de 42 años de edad, en promedio. Los investigadores obtuvieron los datos del estudio NutriNet-Santé.

Las bebidas que examinaron incluían “bebidas endulzadas con azúcar” como refrescos, jarabes, bebidas de frutas, zumos de frutas 100% sin azúcar añadido, bebidas azucaradas a base de leche, bebidas deportivas y bebidas energéticas.

Los investigadores también consideraron las bebidas endulzadas artificialmente, es decir, “todas las bebidas que contienen edulcorantes no nutritivos, como los refrescos dietéticos, los jarabes sin azúcar y las bebidas dietéticas a base de leche”.

Cómo las bebidas azucaradas pueden alimentar y acelerar el crecimiento del cáncer
Los investigadores exploran cómo el azúcar puede impulsar el crecimiento del tumor.
Leer ahora

Usando cuestionarios en línea de 24 horas, los investigadores evaluaron el consumo de los participantes de 3,300 tipos diferentes de alimentos y bebidas. Además, la observación clínica de los participantes continuó hasta 9 años.

Durante este tiempo, los investigadores observaron el riesgo de “cáncer general, de mama, de próstata y colorrectal”.

Chazelas y sus colegas explicaron los posibles factores de confusión, como la edad, el sexo, la educación, el riesgo hereditario de cáncer y los factores del estilo de vida, como la conducta de fumar y los patrones de ejercicio.

Un riesgo 22% mayor de cáncer de mama

Durante el período de seguimiento, 2,193 personas desarrollaron cáncer por primera vez; tenían 59 años de edad en el momento del diagnóstico, en promedio. Entre todos estos casos había 693 de cáncer de mama, 291 de cáncer de próstata y 166 de cáncer colorrectal.

El análisis reveló que para un aumento diario de 100 mililitros en la ingesta de bebidas azucaradas, el riesgo de cáncer general aumentó en un 18%, y el riesgo de cáncer de mama en un 22%.

Cuando los investigadores analizaron el riesgo de los jugos de fruta 100% por separado, éstos también elevaron el riesgo de cáncer general y cáncer de mama. Sin embargo, el estudio no encontró ninguna relación con el cáncer colorrectal o el cáncer de próstata.

Por el contrario, las bebidas dietéticas no aumentaron el riesgo de cáncer. Los científicos explican que las personas que consumían bebidas dietéticas lo hacían en cantidades muy pequeñas, por lo que sugieren interpretar este resultado particular con precaución.

 

Fortalezas y limitaciones del estudio

Chazelas y sus colegas también exponen las fortalezas y debilidades de su investigación.

En primer lugar, el “gran tamaño de la muestra y su evaluación detallada y actualizada” de las bebidas consumidas refuerza los resultados, escriben los investigadores.

Sin embargo, los hallazgos pueden no ser ampliamente generalizables, ya que la cohorte del estudio no es representativa de la población en general, continúan.

“Dado que los participantes de la cohorte NutriNet-Santé eran más a menudo mujeres”, dicen, “con comportamientos conscientes de la salud y niveles socio-profesionales y educativos más altos que la población general francesa, esto podría haber resultado en una menor incidencia de cáncer en comparación con las estimaciones nacionales”.

Otras limitaciones incluyen la incapacidad de determinar la causalidad y los posibles sesgos de medición. Sin embargo, los autores especulan que las bebidas azucaradas podrían aumentar el riesgo de cáncer porque el azúcar afecta la grasa visceral, el azúcar en sangre y los marcadores inflamatorios, todos los cuales se han correlacionado con un mayor riesgo de cáncer.

Los investigadores concluyen:

“Estos datos apoyan la relevancia de las recomendaciones nutricionales existentes para limitar el consumo de bebidas azucaradas, incluyendo los zumos de frutas 100%, así como las acciones políticas, tales como las restricciones fiscales y de marketing dirigidas a las bebidas azucaradas, que podrían contribuir potencialmente a la reducción de la incidencia del cáncer”.

Deja un comentario

Cerrar menú