¿Podría una dieta basada en plantas ser la respuesta a la enfermedad de Crohn?

¿Podría una dieta basada en plantas ser la respuesta a la enfermedad de Crohn?

Un nuevo estudio de caso de un hombre con enfermedad de Crohn detalla cómo sus síntomas desaparecieron después de que dejó de comer alimentos de origen animal y altamente procesados. Cambió a una dieta que incluía sólo alimentos vegetales después de un año de tratamiento estándar que no resolvió la afección.

¿Puede una dieta rica en frutas y verduras curar la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal (EII) con síntomas dolorosos.

La enfermedad afecta a millones de personas en todo el mundo.

Los estudios han demostrado que las dietas que comprenden frutas, verduras, legumbres y granos enteros pueden ayudar a prevenir y tratar la diabetes, las enfermedades cardíacas, algunos tipos de cáncer, la hipertensión arterial y otras afecciones a largo plazo.

Los investigadores detrás del nuevo estudio proponen que, sujeto a más investigación, la enfermedad de Crohn tal vez debería unirse a esa lista.

Un artículo reciente en la revista Nutrientes ofrece detalles del caso junto con los hallazgos y conclusiones de los investigadores.

“Este estudio de caso”, dice la coautora del estudio, la Dra. Hana Kahleova, directora de investigación clínica del Physicians Committee for Responsible Medicine en Washington, DC, “ofrece esperanza a cientos de miles de personas[que experimentan] los dolorosos síntomas asociados con la enfermedad de Crohn”.

 

EII: Una enfermedad global que está “en aumento”

La enfermedad de Crohn es una de las dos formas principales de EII. La IBD es una condición de inflamación persistente que resulta en daño al tracto digestivo o gastrointestinal. La otra forma de EII es la colitis ulcerosa.

Aunque afecta con mayor frecuencia al intestino delgado, la enfermedad de Crohn puede ocurrir en cualquier parte del tracto digestivo entre la boca y el ano. La colitis ulcerosa afecta principalmente al colon, o intestino grueso, y al recto.

IBD: Una dieta baja en calorías alivia la inflamación, repara la tripaRepetición de los ciclos de una dieta baja en calorías a base de plantas invirtió parcialmente el sello distintivo de la EII en ratones.

Los síntomas de la enfermedad de Crohn tienden a incluir dolor abdominal, diarrea, sangrado por el recto, pérdida de peso y fatiga. Pueden variar de una persona a otra y pueden ir y venir.

Los autores del estudio señalan que alrededor de la mitad de las personas con enfermedad de Crohn requieren cirugía dentro de los diez años de recibir un diagnóstico. Sólo una pequeña minoría logra una “remisión clínica prolongada”.

Los científicos están indecisos sobre las causas exactas de la EII. Sin embargo, sospechan que las afecciones surgen de una compleja interacción de varios factores que incluyen la genética, la dieta, el estilo de vida, el medio ambiente, los cambios en el sistema inmunológico y los desequilibrios de las bacterias intestinales.

Un documento de estudio de 2015 afirma que la EII es una enfermedad mundial que está en aumento en todos los continentes. Ya afecta a más de un millón de personas en los Estados Unidos y a 2,5 millones de personas en Europa.

Los costes sanitarios de la EII son considerables. Sin embargo, no revelan la carga real de una enfermedad que puede interrumpir las carreras, perjudicar la calidad de vida y estigmatizar socialmente a las personas.

Tratamiento de la enfermedad de Crohn con cambios en la dieta

En el documento del estudio, la Dra. Kahleova y sus colegas citan una investigación en la que personas con enfermedad de Crohn se beneficiaron de seguir una dieta para la eliminación de la enfermedad de Crohn (CDED, por sus siglas en inglés). Estos han mostrado tasas de remisión que oscilan entre el 62% y el 71%.

El CDED y una dieta basada en alimentos enteros y vegetales tienen algunas características en común, incluyendo una reducción significativa u omisión de alimentos procesados y productos lácteos y un aumento en la ingesta de fibra dietética.

El hombre en el estudio reciente tenía 25 años de edad cuando recibió un diagnóstico de la enfermedad de Crohn. Esto había seguido a varios años de experimentar síntomas como hinchazón, ataques de dolor abdominal, fatiga, úlceras y náuseas.

Los autores señalan que los médicos lo clasificaron como “de alto riesgo debido a su inflamación moderadamente severa, la gravedad de los síntomas, el diagnóstico antes de los 30 años y su enfermedad perianal”.

Después de recibir infusiones intravenosas de infliximab cada 8 semanas durante 1 año, los síntomas disminuyeron, pero el hombre no “logró una remisión clínica”. Las pruebas revelaron “enfermedad levemente activa clínicamente”, y continuó experimentando ataques de dolor abdominal, distensión y fatiga.

Durante su segundo año de uso del medicamento, el hombre dejó de comer alimentos animales y procesados durante 40 días por razones religiosas. Mientras seguía una dieta basada en plantas, “experimentó una resolución completa de los síntomas”.

Antes de cambiar a la dieta basada en plantas, sus hábitos alimenticios habían sido típicamente americanos, con consumos diarios de carne, lácteos, alimentos procesados, y granos refinados y consumos modestos de frutas y verduras.

 

Cicatrización completa de la mucosa sin evidencia visible

Debido al efecto que tuvo en la eliminación completa de sus síntomas, el hombre decidió adoptar una dieta de alimentos integrales a base de plantas para siempre. Redujo enormemente su consumo de alimentos procesados y limitó su ingesta de productos animales a un máximo de una porción por semana.

De vez en cuando se apartó de este régimen. Cuando esto sucedió, sus síntomas – como náuseas, fatiga, hinchazón y úlceras en la boca – regresaron, pero desaparecieron de nuevo cuando volvió a la normalidad.

Al mismo tiempo, también comenzó a cambiar su estilo de vida. Empezó a hacer yoga, correr y entrenamiento de fuerza.

Después de 6 meses de seguir la nueva dieta y estilo de vida, una colonoscopia de seguimiento de la parte afectada de su tracto digestivo reveló “curación completa de la mucosa sin evidencia visible de la enfermedad de Crohn”.

El hombre pudo entonces dejar de tomar sus medicamentos por completo. Eso fue en agosto de 2017, y los autores señalan que ha informado de que “no ha habido recaídas desde entonces”.

 

Especulando sobre las razones detrás de los resultados en este caso, los investigadores mencionan dos puntos; el primero es que una dieta basada en plantas promueve la diversidad microbiana en el intestino.

El segundo punto que hacen es que una dieta alta en fibra también promueve el crecimiento de bacterias que fermentan la fibra. Los subproductos de esta fermentación incluyen los ácidos grasos de cadena corta, que, entre otras cosas, pueden fortalecer la inmunidad a los agentes patógenos y ayudar a controlar las funciones esenciales en el intestino.

Los lectores deben tener en cuenta que este estudio sólo cubre un caso. Lo que funciona para una persona puede no funcionar para otras.

Los científicos ahora deberían llevar a cabo más investigaciones que involucren a grupos más grandes de personas con y sin enfermedad de Crohn para confirmar si una dieta basada en plantas puede llevar a la enfermedad de Crohn a una remisión completa.

“Este estudio de caso apoya la idea de que la comida es realmente medicina.”

Dra. Hana Kahleova

Deja un comentario

Cerrar menú