¿Porque es bueno comer proteínas en el desayuno?

¿Porque es bueno comer proteínas en el desayuno?

¿Porque una dieta rica en proteínas de calidad, nos ayuda en el humor y en la depresión?  la mayoría de los neuromediadores cerebrales (serotonina, dopamina, noradrenalina, GABA) tienen como precursores unos aminoácidos (triptófano, fenilalanina, tirosina, glutamina), una comida rica en proteína de calidad por la mañana permite limitar la bajada de serotonina y mejorar algunos estados depresivos e insomnios. La leche del desayuno es beneficiosa también por contener péptidos (proteínas de la leche 2 a 3 aminoácidos) y tiene un efecto similar al de las moléculas ansiolíticas. Solo se aconseja si no hay un problema de absorción de lactosa.

En la depresión, generalmente aparece ligada una bulimia (comer compulsivamente) y  trastornos del sueño y ansiedad (insomnios en mitad de la noche : el paciente duerme normalmente pero se despierta a las 3-4 de la mañana con dificultades para dormir de nuevo. Si se aumenta la serotonina favorece la desaparición de la depresión y la mejora del sueño,  y una cuestión importante ¡la pérdida de peso! Para que la serotonina actué tiene que tener como precursor necesario un aminoácido indispensable: el triptófano (proteínas; carne, pescado, huevos, productos lácteos integrales, soja, etc…). ¡Cuidado!, en contra de lo que se cree en dietas altas en proteínas  las altas temperaturas, el calor muy excesivo sobre un alimento o una cocción muy prologada, destruye este frágil y necesario aminoácido. Nuestro organismo solo tiene una pequeña reserva de triptófano a nivel hepático, y el aporte diario no cubre siempre las necesidades. La mayoría de la población presenta por lo tanto una subcarencia de este aminoácido, de ahí, la necesidad de proteínas de alto valor biológico con el desayuno o la cena.

Para que la buena absorción del triptófano sea buena se ha de tomar glúcidos y magnesio, por lo que no se puede en ningún momento dejar de tomar verduras y glúcidos de calidad, así como magnesio.

Desayuno Ortomolecular

  •  1 rebanada de pan de centeno con tomate, aceite de oliva y jamón ibérico
  •  1 yogur natural biológico con dos nueces
  •  una infusión

Desayuno deportista

  • 1 café solo o con leche de soja o desnatada, té solo o con leche, o una infusión
  • 1 pieza de fruta o un zumo recién exprimido
  • 1 huevos revueltos con solo una yema
  • 1 yogur natural con cereales con una cucharada de miel de romero

Desayuno Antienvejecimiento

  • té verde acompañado de 10 avellanas
  • 1 zumo de zanahoria de cultivo biológico licuada
  • 1 yogur natural con una cucharada de germen de trigo
  • 1 tomate con aceite de oliva y jamón con una tostada de pan integral

Deja un comentario