¿Reconoces estas señales en alguien? Son los rasgos de una personalidad psicópata

para personalidad de un psicópata provoca curiosidad y odio a partes iguales. Curiosidad porque el cine y la literatura han retratado el perfil de un psicópata para atraer a espectadores y lectores. Su mente y sus acciones son incomprensibles, por lo que nuestro cerebro está buscando una manera de entender por qué se comportan de esta manera. Pero cuando saltan a la noticia hechos reprobables o incluso criminales cometidos por un supuesto psicópata, se nos revuelve el estómago y lo único que podemos sentir por estas personas es odio, por su maldad. Pero la pregunta es, ¿un psicópata es un paciente, o es simplemente una mala, mala persona?, ¿todos los individuos con rasgos de personalidad psicópata son asesinos?, ¿podemos estar viviendo con un psicópata y no darnos cuenta? El psicólogo Juvental Ornelas, de MundoPsicólogos, nos ayuda a entender cómo es la mente de una persona con una psicopatía para protegernos de ella.

– Estos son los rasgos que definen a una persona narcisista

¿Qué es la psicopatía?

Este trastorno no puede clasificarse como en otros problemas psicológicos. La razón es que dos psicópatas no actúan de la misma manera. Me explico, puede ser un sujeto con tendencia violenta y que lo exprese de manera manipuladora o sin ninguna expresión de respeto por las demás personas. Por ejemplo, los rasgos de personalidad psicópata pueden presentarse en personas completamente «normales» que solo tienen la necesidad de ser aceptados por los demás y lo logran a través de una forma manipuladora de relacionarse con los demás. Estas son personas narcisistas y egocéntricas. En general, sin emociones.

Los psicópatas pueden estar más presentes en la sociedad de lo que pensamos. Aunque los mitos en las películas nos hacen pensar solo en un tema violento, no siempre es así. Por lo tanto, no es fácil identificar cuando está frente a ti.

Por otro lado, la personalidad de un psicópata no se debe a una enfermedad orgánica, como la esquizofrenia, sino situacional.

– Trastorno bipolar, depresión, psicopatía: problemas mentales en el cine

¿Un psicópata nace o se hace?

No existe una relación directa de los factores genéticos con padecer este trastorno. Por otro lado, se puede considerar una relación directa haber sido abusado en la infancia por los padres. Los niños con estos rasgos de personalidad a menudo sienten desdén por los animales, de los que pueden abusar. Por tanto, la violencia experimentada en la infancia sí se correlaciona con el carácter psicopático en la edad adulta. Así como con un carácter antisocial, donde la empatía desaparece radicalmente.

Entre los factores que podrían predisponer al desarrollo de una personalidad psicopática sólo se conocen, como decía, los abusos y malos tratos infantiles.

¿Cuáles son los rasgos de una personalidad psicópata?

Un psicópata puede enumerar 20 detectores para definir la psicopatía a través de una serie de síntomas interpersonales, afectivos y conductuales. Los signos que muestran los psicópatas son:

  1. Grandes habilidades verbales y un encanto superficial.
  2. Autoestima exagerada.
  3. Necesidad constante de estímulos y tendencia al aburrimiento.
  4. Tendencia a mentir patológicamente.
  5. Comportamiento malicioso y manipulador.
  6. Sin culpa ni remordimiento.
  7. Afectividad frívola, con una respuesta emocional superficial.
  8. Falta de empatía. Crueldad e insensibilidad.
  9. Estilo de vida parasitario.
  10. Falta de control sobre el comportamiento.
  11. Vida sexual promiscua.
  12. Antecedentes de problemas de conducta desde la infancia.
  13. Falta de objetivos realistas a largo plazo.
  14. Actitud impulsiva.
  15. Comportamiento irresponsable.
  16. Incapacidad patológica para aceptar la responsabilidad de las propias acciones.
  17. Historia de muchos matrimonios a corto plazo.
  18. Tendencia hacia la delincuencia juvenil.
  19. Revocación de la libertad condicional.
  20. Versatilidad para la acción penal.

Dependiendo de estos síntomas o características, se estima que el 1% de la población es psicópata. Otras estimaciones llegarían incluso al 6%. Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), su prevalencia se sitúa entre el 0,2% y el 3,3%.

– El factor D define los rasgos oscuros de la personalidad.

¿Cómo distinguir entre el mal y la enfermedad?

La intención debe ser la clave para diferenciar entre desorden y crueldad. Cuando una persona daña a otra de tal forma que todo se mide al milímetro puede ser por un trastorno. Sin embargo, cuando se hace con la intención de herir en el momento oportuno, es malo.

¿Cómo reconocer que vives con un psicópata?

Por ejemplo, para el comportamiento manipulador. Las personas con psicopatía suelen manipular a la pareja para hacerles creer que sin ellos no son nada, crean una necesidad, socavan la autoestima del otro, fomentan la dependencia emocional. Por otro lado, también podemos convivir con psicópatas en el ámbito laboral. Son ellos quienes, una vez más, manipulan a sus compañeros o empleados para conseguir un objetivo. Además, suelen ser personas que siempre buscan destacar, que son consideradas las ‘mejores’.

Como podemos ver, los psicópatas no siempre son ‘asesinos’ o tienen una tendencia violenta. Pero tienen rasgos narcisistas y manipuladores, y dependiendo de las relaciones que tengan, pueden destruir a quienes los rodean.

– ¿Cómo sé si estoy sufriendo maltrato psicológico?

¿Se puede tratar?

A nivel farmacológico se puede administrar un fármaco llamado litio. En terapia, la psicología del comportamiento se usa a menudo con recompensas económicas, pero, sinceramente, no hay evidencia concluyente de que esta técnica sea más o menos eficiente. Se ha demostrado que cuanto mayor es el sujeto, más completa es la curación, así como cuantos más síntomas presenta de esa lista de 20 rasgos, más difícil es la recuperación. En algunos casos es necesaria la intervención en prisiones o centros psiquiátricos.

– Test de personalidad: ¿Sufres de alexitimia o falta de sentimientos?



Califica este articulo

Deja un comentario